CONSTELACIONES FAMILIARES

Las Constelaciones Familiares son una mirada diferente a la realidad que vemos. Se trata de observar la misma situación desde una óptica distinta, desde la percepción de todas las personas implicadas del sistema.

Es dar luz a la oscuridad que no nos deja ver ni la causa, ni el camino a seguir.

Sin darte cuenta o incluso siendo consciente de ello, sigues siempre el mismo patrón de comportamiento ante cierta o ciertas situaciones que se repiten en tu vida, sin que esto produzca ningún cambio. Con las Constelaciones Familiares serás consciente de ese patrón y además, te darás cuenta de que lo repites por lealtad a alguno de tus ancestros.

Estos vínculos sistémicos se pueden romper, honrando la vida de la persona con la que mantienes esta lealtad inconsciente, para que pueda descansar en paz y de este modo, tú podrás alcanzar la vida plena que mereces.

En ocasiones, se trata simplemente de un error. Te equivocaste y tomaste un lugar en tu sistema que no te correspondía. Sin embargo, llevas tanto tiempo haciendo lo mismo que te resulta difícil modificar tu forma de estar en la vida y esto se ve reflejado en diversos ámbitos; no solo en la familia, sino que pueden verse afectadas tus relaciones de pareja, en el trabajo, etc.

Las Constelaciones Familiares te ayudarán a ver dónde está el desorden y te darán herramientas para volver a colocarte en el lugar que te corresponde. Por fin sentirás que tienes tu lugar en la vida, dejando atrás esa sensación de pérdida que hoy tienes.

También puede sucederte que se den situaciones en el exterior, que no son más que el reflejo de una parte tuya que se siente abandonada o rechazada. Si no la miras, seguirá representándose en personas con las que tendrás conflictos, sin entender realmente el motivo.

Una Constelación podrá darte las claves para entender qué te está ocurriendo, qué es lo que no puedes o no quieres ver en ti. Y aunque esto pueda en principio parecer duro, el resultado te hará sentir más vital, con mayor energía para disfrutar de lo que la vida tiene preparado para ti. Y sobre todo, te ayudará a decidir si alejarte de esa persona o continuar la relación desde un lugar diferente.

A veces, tu cuerpo ya no puede más y se enferma. La salud es lo natural, la enfermedad sólo es una señal de alarma de que algo ocurre en ti. El cuerpo como un sistema que es, lleno de componentes, también se puede constelar. E incluso la emoción asociada a la enfermedad, para que ésta pueda expresar lo que necesita de ti.

No es misión de las Constelaciones curar el cuerpo físico, aunque puedas ver síntomas de mejoría después de asistir a una. El objetivo de la Constelación en este caso, es el de escuchar el mensaje que esta enfermedad te trae y encontrar herramientas para disolver el conflicto emocional que hay en ti.

CONFERENCIA ATRAE ABUNDANCIA A TU VIDA CON CONSTELACIONES FAMILIARES

¿A quién van dirigidas las Constelaciones Familiares?

  • Hombres y mujeres de cualquier edad
  • Si te encuentras en un proceso de cambio, donde lo antiguo ya no te sirve y lo nuevo te da vértigo
  • Si quieres ver qué vínculos sistémicos te atan
  • Si quieres fluir con tus arquetipos, con tus personas internas
  • Si quieres romper con un patrón que ya no da resultado
  • Si quieres entender lo que la enfermedad que padeces te quiere decir

 ¿Para qué te servirá?

  • Para mejorar tus relaciones familiares
  • Para mejorar tu situación laboral o tus relaciones en el entorno de trabajo
  • Para mantener relaciones de amistad de calidad
  • Para mantener una relación de pareja sana
  • Para superar las pérdidas
  • Para disolver bloqueos.

¿Cómo es una sesión grupal?

La persona que guía la Constelación pedirá confidencialidad al grupo y respeto a uno mismo y a los demás, a fin de generar un clima de confianza y seguridad.

Explicará los límites necesarios para el buen desarrollo de la sesión, por ejemplo, seguir los  impulsos de movimiento muy despacio, hablar sólo cuando te den la palabra, etc.

Esta persona velará por el bienestar de todos los integrantes del grupo en todo momento, por eso es importante guardar silencio, apagar los móviles y no salir de la sala para no provocar distracciones.

Una persona presenta su situación y lo que le gustaría conseguir tras la Constelación.

Un grupo de personas se presta voluntariamente a representar las personas implicadas del sistema que se quiere constelar. Serán los “representantes”.

Aunque sea la primera vez que participas en una Constelación como “representante” confía en ti, todo lo que sientas y digas está bien, a pesar de que no tenga ningún sentido para ti.

La persona que guía la Constelación estará atenta a todos los movimientos de los “representantes” e irá preguntando si así lo considera, a fin de ir desvelando el origen de la situación problema.

Dará pautas para reordenar desde el Amor el sistema, siempre que sea posible. Lo más efectivo es esperar a que se equilibre por sí mismo. En Constelaciones, menos es más.

Todos los sistemas tienden al equilibrio, aunque no todos bajo Los órdenes del Amor.

Finalmente, se alcanzará a ver el camino a seguir. En ocasiones en la misma sesión ya hay un cambio profundo en la persona que constela y en otras, necesita de tiempo para interiorizar todo el proceso.

Se trata de un trabajo energético y emocional que irá dando sus frutos según el nivel de compromiso y aceptación de la persona que constela.

Todas las personas presentes están constelando tanto las que participan como las  que observan. Cada una recibe la información que necesita en ese momento.

El corazón de un buscador tiene la fuerza transformadora del Amor.

PRÓXIMOS TALLERES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies