¿QUÉ SON LAS CONFIGURACIONES ARQUETÍPICAS?

Las Configuraciones Arquetípicas son una evolución de las Configuraciones Sistémicas, más conocidas como «Constelaciones Familiares».

Las Configuraciones Sistémicas o Constelaciones Familiares abordan problemas y desórdenes que afectan a los sistemas familiares, y que impiden el flujo del amor en el sistema. Estos desórdenes se manifiestan a nivel personal en algún o algunos miembros del sistema, en forma de problemas de todo tipo, tanto físicos como psíquicos. Cuando alguien nos consulta sobre un problema, configuramos su sistema familiar por medio de representantes, intentando descubrir los posibles desórdenes existentes, y presentando el camino a seguir para restituir el orden.

Las Configuraciones Arquetípicas sin embargo, vuelven la mirada hacia adentro.  Aquí trabajamos sobre la base de lo descrito por Carl Gustav Jung sobre la personalidad múltiple del individuo. Jung definió varios niveles de consciencia en los que viven y actúan diferentes personas, que él definió como «Arquetipos».  Jung habló de un «consciente», un «inconsciente personal» y  un «inconsciente colectivo». Cada ser humano es la suma de sus personas internas  y las diferentes cualidades, intenciones y formas de relacionarse entre ellas, constituyendo todo esto la individualidad del ser humano.

En las Configuraciones Arquetípicas en vez de elegir representantes por miembros del sistema,  elegimos representantes por personas internas. La idea es que todas las personas que causan problemas en el exterior, son espejo de personas internas que están descontentas, sea porque las tenemos encerradas en nuestro interior, porque no nos gustan, o porque tenemos miedo de lo que puedan hacer. Para hallar una solución en profundidad, a  la reconciliación con la persona en el exterior debe seguir la reconciliación con la persona interna que esta representa.

En Las Configuraciones Arquetípicas se utiliza Symbolon, el juego del Recuerdo que es la obra de Peter Orban e Ingrid Zinnel. Son 78 cartas que muestran los 12 protoarquetipos y sus combinaciones.

Con las diferentes tiradas de cartas podemos entender si estas personas internas son origen de problemas, si nos muestran el camino hacia la solución, o si nos están mostrando la solución del mismo.

Con estos conocimientos pueden  identificar los arquetipos, o sea, las personas internas que están manifestando el problema en cuestión, y proceder como en una Constelación Sistémica, intentando mostrar  cuál es el camino hacia la solución.

Cualquiera que quiera conocerse mejor y entender la raíz de sus problemas, con este conocimiento podrá adquirir una potente herramienta de autoconocimiento que le ayudará a comprender en cada situación cuáles son las personas internas que están manifestando el problema, y a su vez, cuáles son las que pueden ayudarle a solucionarlo, además de mostrarle la posible solución a dicho problema.

¿QUÉ ES EL COACHING SISTÉMICO?

Es una metodología de trabajo para organizaciones, empresas, asociaciones, etc. Se pueden realizar sesiones individuales o grupales. Cualquier organización, ya sea empresarial, pública o social es un sistema formado por “elementos” que interactúan entre sí.

Se trata de ayudar a cada miembro de una organización a aportar valor al conjunto del sistema para alcanzar un objetivo común.

Permite detectar el origen de conflictos en una organización tanto personales, técnicos o de gestión, así como facilitar las herramientas necesarias para solucionarlo.

Cada persona o elemento del sistema, por ejemplo cada departamento tiene una función determinada. Si cada cual cumple su función el sistema estará en equilibrio, si no es así, empezarán a surgir dificultades que impedirán que la organización trabaje de un modo eficiente.

Las Leyes Sistémicas en las que se basa esta modalidad de Coaching, no sólo hay que conocerlas, sino que lo más importante, es ser capaz de implementarlas en el entorno laboral.

Leyes sistémicas

Se basan en la Teoría General de Sistemas y fueron desarrolladas por Bert Hellinger:

  • Ley de Pertenencia. Toda persona que trabaja en una organización o colabora con ella, pertenece a la misma. Si alguien es excluido el sistema presentará dificultades.
  • Ley de Antigüedad. Las personas que llegan primero a una empresa tendrán preferencia (prevalecen) en cuanto a jerarquía “emocional” sobre los que entren después.
  • Ley de Equilibrio. Si no hay equilibrio entre lo que se da y lo que se recibe el sistema entra en riesgo y se rompe.
  • Ley de Jerarquía. Los que tienen más en juego en la empresa deben ser respetados como tal. De igual forma, la dirección estará al servicio de los demás equipos. En este sentido, cuando un empleado tiene un problema o duda deberá consultar a su jefe más inmediato en vez de “puentear” y consultar al puesto superior.
  • Ley de Reconocimiento. Entendida en términos de rendimiento, aportación e importancia de cada departamento a la supervivencia de la empresa. Todos los empleados han de ser reconocidos en función de su aportación.
  • Ley de Aceptación. Reconocer, entender y aceptar las normas empresariales. Antes de plantear cambios en la empresa, aceptar las buenas prácticas.

¿A quién van dirigidas las Constelaciones Familiares?

  • Hombres y mujeres de cualquier edad
  • Si te encuentras en un proceso de cambio, donde lo antiguo ya no te sirve y lo nuevo te da vértigo
  • Si quieres ver qué vínculos sistémicos te atan
  • Si quieres fluir con tus arquetipos, con tus personas internas
  • Si quieres romper con un patrón que ya no da resultado
  • Si quieres entender lo que la enfermedad que padeces te quiere decir

 ¿Para qué te servirá?

  • Para mejorar tus relaciones familiares
  • Para mejorar tu situación laboral o tus relaciones en el entorno de trabajo
  • Para mantener relaciones de amistad de calidad
  • Para mantener una relación de pareja sana
  • Para superar las pérdidas
  • Para disolver bloqueos.

¿Cómo es una sesión grupal?

La persona que guía la Constelación pedirá confidencialidad al grupo y respeto a uno mismo y a los demás, a fin de generar un clima de confianza y seguridad.

Explicará los límites necesarios para el buen desarrollo de la sesión, por ejemplo, seguir los  impulsos de movimiento muy despacio, hablar sólo cuando te den la palabra, etc.

Esta persona velará por el bienestar de todos los integrantes del grupo en todo momento, por eso es importante guardar silencio, apagar los móviles y no salir de la sala para no provocar distracciones.

Una persona presenta su situación y lo que le gustaría conseguir tras la Constelación.

Un grupo de personas se presta voluntariamente a representar las personas implicadas del sistema que se quiere constelar. Serán los “representantes”.

Aunque sea la primera vez que participas en una Constelación como “representante” confía en ti, todo lo que sientas y digas está bien, a pesar de que no tenga ningún sentido para ti.

La persona que guía la Constelación estará atenta a todos los movimientos de los “representantes” e irá preguntando si así lo considera, a fin de ir desvelando el origen de la situación problema.

Dará pautas para reordenar desde el Amor el sistema, siempre que sea posible. Lo más efectivo es esperar a que se equilibre por sí mismo. En Constelaciones, menos es más.

Todos los sistemas tienden al equilibrio, aunque no todos bajo Los órdenes del Amor.

Finalmente, se alcanzará a ver el camino a seguir. En ocasiones en la misma sesión ya hay un cambio profundo en la persona que constela y en otras, necesita de tiempo para interiorizar todo el proceso.

Se trata de un trabajo energético y emocional que irá dando sus frutos según el nivel de compromiso y aceptación de la persona que constela.

Todas las personas presentes están constelando tanto las que participan como las  que observan. Cada una recibe la información que necesita en ese momento.

El corazón de un buscador tiene la fuerza transformadora del Amor.

¿QUÉ ES EL CHAMANISMO SEXUAL?

Que es el chamanismo sexual

El chamanismo sexual es una práctica de vida que, si tienes una edad adulta y estás interesado en la sexualidad, es relevante para ti.

A muchos de nosotros nos puede chocar ver las palabras “chamanismo” y “sexual” juntas. Estamos acostumbrados a visualizar al “chamán” como un sabio o sabia de edad avanzada en una sociedad tribal — poco que ver con el sexo.

Es cierto, chamanes y chamanas han existido en todas las sociedades, y en todos los tiempos. Y también existen chamanes contemporáneos, que van vestidos con ropa informal, y que no reconocerías al cruzártelos por la calle. Y algunos de ellos son chamanes sexuales.

¿Qué es, en el fondo, un chamán?

Nadie tiene una definición exacta, pero, en el fondo, se trata de alguien que tiene acceso a mundos “sutiles”, más allá del mundo normal que conocemos. Más todo es consciencia; por lo tanto, esos mundos son “estados de consciencia” diferentes del normal.

¿Para qué emprende el chamán semejantes aventuras?

Para traer información, mensajes, o provocar efectos en nuestro mundo “normal”: cura, sanación, transformación.  

El chamán se mueve entre los mundos gracias a una variedad de recursos, desde las “medicinas” – sustancias naturales con efectos sicotrópicos – hasta los elementos de la naturaleza, la danza, los cantos, los tambores. ¿Y por qué no la sexualidad?

El sexo es evidentemente capaz de transportarnos a estados de trance.

Por razones históricas y culturales que sería complejo analizar ahora, la sexualidad ha tenido muy mala fama en los últimos dos milenios de la historia humana. Los humanos hemos tenido miedo, rabia, frustración y disgusto hacia la sexualidad. Los chamanes no han quedado inmunes. Si bien tenemos constancia de que distintas tradiciones chamánicas en diferentes partes del mundo utilizaban la sexualidad (desde los rituales tántricos de la India pre-Ariana a los misterios orgiásticos celebrados en Grecia durante dos milenios), hoy en día la mayoría de chamanes “tradicionales” han dejado de utilizarla, por lo menos “de cara al público”.

Y aun así, todo el mundo entiende de manera intuitiva que la energía sexual es la más poderosa que podemos manejar dentro de nuestro cuerpo.

Si aprendemos a despertarla, canalizarla y transformarla, ¿no podremos hacer magia y sanación?

A esta pregunta intenta contestar el chamanismo sexual, recuperando rituales y sabidurías antiguas y fundiéndolos con conocimientos y “mentalidad” moderna. Un chamán sexual es, simplemente, un viajero entre mundos que usa la energía sexual como motor.

En chamanismo sexual aprendemos que la energía sexual es simplemente una manifestación de la fuerza vital, la misma que nos mantiene vivos y en salud. Al principio, trabajamos ante todo para que la fuerza vital fluya libremente dentro de nosotros. Este primer paso consiste sobre todo en “desbloquear” y “desaprender”, ya que todos llegamos a la edad adulta con una acumulación de culpa, vergüenza y bloqueos alrededor de nuestra sexualidad.

A partir de allí, las posibilidades son infinitas: cada persona es diferente, y puede decidir usar su fuerza vital para manifestar salud, abundancia, para realizar sus proyectos, o simplemente para gozar más de la vida.

Un hombre o mujer en el que la energía erótica fluye libremente y con consciencia se nota desde la distancia: su magnetismo, su vitalidad, su apetito por la vida destacan sobre un trasfondo de miles de personas que viven su vida a medio gas.

A la vez, reconocemos que la sexualidad es un territorio delicado y que hay que tener instrumentos para navegarlo. Para ser buenos chamanes sexuales, necesitamos aprender, entre otras cosas, a respetar nuestros límites internos, a decir que “no”, a sentir y procesar nuestras emociones, a compartir nuestro poder personal con otros que tienen el mismo poder y las mismas ganas de vivir.

Trabajar con la fuerza vital de esta manera es como contratar un suministro de energía eléctrica para nuestra casa. Necesitamos tener unas herramientas básicas y seguir unas reglas de seguridad, si no queremos hacernos daños con la corriente alterna. Pero si acatamos esas precauciones elementales, la electricidad está a nuestro servicio y nos empodera enormemente. ¿Estaríamos dispuestos a renunciar a la luz eléctrica porque es “potencialmente peligrosa”?

Todos podemos beneficiarnos de las enseñanzas del chamanismo sexual; algunos de nosotros, sin embargo, podemos llevar la práctica más allá y convertirnos en verdaderos “chamanes”.

Por ejemplo, en un estado de excitación sexual consciente y sostenido, podemos acceder a información que no nos era visible antes, y convertirnos en “oráculos sexuales” que responden a todo tipo de preguntas desde una vibración diferente. Para otros, el camino será el de empoderar a otras personas en su propia transformación, utilizando la energía erótica. Simplemente respirando con alguien, haciendo circular la energía erótica, tocándole de manera consciente, se pueden disolver bloqueos y sanar ciertos tipos de traumas. La energía sexual no sólo se manifiesta a través del “sexo” como lo entendemos comúnmente, a veces una mirada llega mucho más en profundidad que una penetración.

Cuando varias personas se reúnen, su fuerza vital activa, sus límites bien claros, su poder personal despierto – pueden crear Templos, espacios conscientes y despiertos donde la expresión artística, creativa, erótica y emocional está bienvenida.

La espontaneidad, la facilidad y el gusto de estar en un Templo no depende de estar practicando rituales arcanos (aunque podamos disfrutar de un ritual). Se trata de un retorno a la simplicidad de una vida natural, pero con la madurez y la empatía de un ser adulto.

Pero tampoco hay que complicarse mucho la vida. El camino del chamanismo sexual es un camino de simplificación. No se trata tanto de aprender, sino de “aligerarse” – quitar lastres, disolver bloqueos, cuestionar creencias limitantes, revisar nuestro cableado interno – para poder vivir en Libertad, Amor y Poder.

¿QUIERES MEJORAR TUS RELACIONES CON LOS HOMBRES? – VALENCIA

Muchas mujeres sentimos la necesidad de estar en pareja, aunque no todas la expresamos del mismo modo. Hay mujeres que son capaces de olvidarse de ellas mismas por tener una relación y otras que se han cerrado totalmente, por miedo al dolor que han vivido en relaciones anteriores.

Aprender a gestionar tu necesidad de compartir tu vida con otra persona desde el Amor a ti, es recuperar tu esencia de ser mujer, la esencia de lo femenino que hay en ti. 

¿Cómo vives tus relaciones con los hombres?

  • Tener una relación de pareja con un hombre es muy importante en mi vida. 
  • La soledad me deprime y me entristece.
  • Ocupo la mayor parte de mi tiempo en el trabajo, en el cuidado de mis hijos o en otras cosas que me distraen, aunque mi verdadero anhelo es compartir mi vida en pareja.
  • Mi frase preferida es “no hay hombres buenos y los que hay, ya están cogidos”.
  • No hago nada por relacionarme con los hombres, he perdido la esperanza.
  • En relaciones anteriores cuidaba a la otra persona para conservar así la relación, a costa de renunciar a mí misma.
  • Soy experta en sentirme culpable cuando estoy con un hombre.
  • Con el tiempo puedo llegar o he llegado a perder mi conexión interna. Me desconecto de mis propios pensamientos, emociones y deseos.
  • Salgo a ligar con mis amigas y no encuentro hombres que me interesen.
  • He probado varias páginas para encontrar pareja por Internet y el resultado ha sido nefasto.
  • Cuando tengo sexo esporádico siento una sensación de vacío en mi cuerpo y me invade la desesperanza.
  • Después de relaciones sexuales poco o nada amorosas aparece la cándida, el virus del papiloma humano u otras enfermedades en la región genital.
  • Padezco disfunciones sexuales como el vaginismo.
  • He renunciado a las relaciones sexuales con los hombres. 
  • Estoy siempre a dieta y me preocupa mantenerme en forma para gustar a los hombres.
  • Cuando me siento sola, la nevera es mi mejor compañera.
  • Tener una relación de pareja con un hombre es tan doloroso que prefiero no tenerla.
  • No me fío de los hombres en general.

Hay que reunir coraje para utilizar tu energía para cuestionar y definir lo que es justo y apropiado para tu vida.

Si quieres volver a reconectar contigo, con tu esencia, si realmente deseas cambiar este patrón, si estás dispuesta a disfrutar de tu energía creativa, intelectual y sexual para tener una vida más plena, este vídeo te interesa.

No solo has de abrirte al Amor, es necesario que te des permiso para Amar

FEMINIDAD ANCESTRAL

ÚNICO TALLER EN VALENCIA LOS DÍAS 16 Y 17 DE JUNIO

Esto es lo que dicen las mujeres que han participado en anteriores talleres de Feminidad Ancestral

Carmen

Cuando eres valiente y te atreves, la sensación es brutal. En cada círculo he experimentado el empoderamiento y se traslada a mi rutina del día a día.

Helena

Las mujeres nos nutrimos de las mujeres. Es una oportunidad para regalarte un fin de semana para sanarte, disfrutar y compartir.

Marilo

Fue un cúmulo de sensaciones en todos y cada uno de los trabajos. Disfruté, lloré, reí, sentí!

Patricia

Me he abierto a relaciones más conscientes con los hombres, sin dañarme a mí misma ni sentir culpa.

¿QUIERES MEJORAR TUS RELACIONES CON LOS HOMBRES?

Muchas mujeres sentimos la necesidad de estar en pareja, aunque no todas la expresamos del mismo modo. Hay mujeres que son capaces de olvidarse de ellas mismas por tener una relación y otras que se han cerrado totalmente, por miedo al dolor que han vivido en relaciones anteriores.

Aprender a gestionar tu necesidad de compartir tu vida con otra persona desde el Amor a ti, es recuperar tu esencia de ser mujer, la esencia de lo femenino que hay en ti. 

¿Cómo vives tus relaciones con los hombres?

  • Tener una relación de pareja con un hombre es muy importante en mi vida. 
  • La soledad me deprime y me entristece.
  • Ocupo la mayor parte de mi tiempo en el trabajo, en el cuidado de mis hijos o en otras cosas que me distraen, aunque mi verdadero anhelo es compartir mi vida en pareja.
  • Mi frase preferida es “no hay hombres buenos y los que hay, ya están cogidos”.
  • No hago nada por relacionarme con los hombres, he perdido la esperanza.
  • En relaciones anteriores cuidaba a la otra persona para conservar así la relación, a costa de renunciar a mí misma.
  • Soy experta en sentirme culpable cuando estoy con un hombre.
  • Con el tiempo puedo llegar o he llegado a perder mi conexión interna. Me desconecto de mis propios pensamientos, emociones y deseos.
  • Salgo a ligar con mis amigas y no encuentro hombres que me interesen.
  • He probado varias páginas para encontrar pareja por Internet y el resultado ha sido nefasto.
  • Cuando tengo sexo esporádico siento una sensación de vacío en mi cuerpo y me invade la desesperanza.
  • Después de relaciones sexuales poco o nada amorosas aparece la cándida, el virus del papiloma humano u otras enfermedades en la región genital.
  • Padezco disfunciones sexuales como el vaginismo.
  • He renunciado a las relaciones sexuales con los hombres. 
  • Estoy siempre a dieta y me preocupa mantenerme en forma para gustar a los hombres.
  • Cuando me siento sola, la nevera es mi mejor compañera.
  • Tener una relación de pareja con un hombre es tan doloroso que prefiero no tenerla.
  • No me fío de los hombres en general.

Hay que reunir coraje para utilizar tu energía para cuestionar y definir lo que es justo y apropiado para tu vida.

Si quieres volver a reconectar contigo, con tu esencia, si realmente deseas cambiar este patrón, si estás dispuesta a disfrutar de tu energía creativa, intelectual y sexual para tener una vida más plena, este vídeo te interesa.

No solo has de abrirte al Amor, es necesario que te des permiso para Amar

FEMINIDAD ANCESTRAL

ÚNICO TALLER EN SEVILLA LOS DÍAS 26 Y 27 DE MAYO

Esto es lo que dicen las mujeres que han participado en anteriores talleres de Feminidad Ancestral

Carmen

Cuando eres valiente y te atreves, la sensación es brutal. En cada círculo he experimentado el empoderamiento y se traslada a mi rutina del día a día.

Helena

Las mujeres nos nutrimos de las mujeres. Es una oportunidad para regalarte un fin de semana para sanarte, disfrutar y compartir.

Marilo

Fue un cúmulo de sensaciones en todos y cada uno de los trabajos. Disfruté, lloré, reí, sentí!

Patricia

Me he abierto a relaciones más conscientes con los hombres, sin dañarme a mí misma ni sentir culpa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies